Colecciones: Coreana

Las formas simples, la decoración sobria y los vidriados monocromáticos de los pocillos para té del periodo Joseon (1392–1910) dirigieron la atención de Freer por primera vez hacia la cerámica coreana. Freer expandió su colección para incluir los celadones de la dinastía Goryeo (918–1392), que alguna vez habían adornado palacios, templos budistas y residencias privadas de la aristocracia. Los mismos mecenas aristocráticos encargaron exquisitas pinturas budistas, como los tres raros ejemplares que hoy forman parte de la colección del museo.

Durante los últimos veinte años de su vida, Freer adquirió casi 500 objetos de arte coreano, entre ellos aproximadamente 130 piezas de cerámica Goryeo y 80 de cerámica Joseon. Cuando la Galería de Arte Freer abrió sus puertas en 1923, la colección de arte coreano de Freer ya se consideraba un conjunto sin parangón en cuanto a su calidad y alcance histórico.

Browse artworks in this section »

This post is also available in: English 한국어 简体中文